19 noviembre 2008

Cuidados paliativos

Bueno, pues creo que, tras mucho pensarlo, he tomado la decisión. No me apetece administrar cuidados paliativos al enfermo cuando, a todas luces, padece muerte clínica. La vida de este blog ha llegado a su fin. Las puertas del castillo de Lord Brithuss se cierran para siempre.

Para que un blog tenga éxito es necesario estar muy encima de él, mantenerlo siempre atendido, como un exhuberante jardín. Tengo tiempo para hacerlo, aunque no demasiadas ganas ni ideas. Y, siendo honesto conmigo mismo, creo que esta etapa virtual ha terminado.

cerrado

Han sido tres largos años, con más de cien artículos de las más heterogéneas temáticas y casi ocho mil visitas - muchas para un humilde juntaletras desorganizado como un servidor -. He hecho amigos y me he divertido, sobre todo porque me he dado cuenta de hasta qué punto me gusta escribir. De hecho, seguiré haciéndolo, aunque con intención de ganarme el pan al mismo tiempo. Quién sabe, quizás hasta inicie otro blog, con otro nombre, con otra temática, en otro lugar, en otro momento... Quienes me conocen se enterarán, a pesar de todo. Tan sólo me queda daros las gracias a todos y dejar, como mudo testimonio de este período, mis desvaríos escritos, a los que podéis acceder desde el archivo. Ahora, como siempre, os deseo salud y buenos alimentos, hermanos.

Lord Brithuss

6 comentarios:

El contemplador azul dijo...

Echaremos mucho de menos tus sabias palabras en este castillo, ha sido un placer poder visitar tu morada durante los últimos años.

Un abrazo

Fer

Mai dijo...

Las buenas cosas cosas como tu gran castillo, nunca deberían tener un final.

Aitor Lourido dijo...

Ya sabes lo que opino, te lo he dicho personalmente. Pero lo ratifico en público:

tienes talento a espuertas, y me apena muchísimo pensar que ya no podré disfrutarlo aquí...

Ah, y te daré la lata hasta que vuelvas.

Eres un crack, amén de un grandísimo amigo.

Abrazos y hasta siempre, Lord.

Anónimo dijo...

César:
Me ha entrestecido saber que cierras tu bitácora; bien sabes que le tengo un cariño especial.
Amigo, me gustaría hablar contigo un día de estos...
Sigue escribiendo, porque has nacido para ello; respeto tu decisión de ponerle punto final a esta aventura.
Un abrazo y tres besos para la buena suerte
Rosanil

Jesús López dijo...

bueno... yo llegué muy tarde a tu bitácora, y me gustó, y no te conozco, y me caiste bien, y sigo sin conocerte... de todos modos si vuelves, y espero que si, no dudes en pasarte por mi morada y hacermelo saber, estaré encantado de leerte.

Mucha buena suerte!

Kaiser y Raistlin dijo...

Hasta siempre, Lord.

Raistlin y Kaiser