08 febrero 2008

¿Sabes qué vas a comer hoy?

A veces, Internet te descubre algunas cosas interesantes. Su valor es siempre relativo aunque, ocasionalmente, pueden hacerte poner la vista y la mente en algo un poco más importante que lo que vas a preparar ese día para comer.

---------------------------------------------------------------------------------

Damas y caballeros:

Usen protector solar. Si pudiera ofrecerles un único consejo para el futuro sería éste: Usen protector solar. Los científicos han comprobado los beneficios a largo plazo del protector solar, mientras que los consejos que les voy a dar no tienen ninguna base fiable, y se basan únicamente en mi propia experiencia. He aquí mis consejos:

Disfruta de la fuerza y la belleza de tu juventud... No... no me hagas caso. Nunca entenderás la fuerza y la belleza de tu juventud hasta que se haya marchitado. Pero, créeme, cuanto te veas a ti mismo en fotografías dentro de veinte años comprenderás, de una forma que no puedes comprender ahora, cuántas posibilidades tenías ante ti y lo guapo que eras en realidad. No estás tan gordo como te imaginas.

No te preocupes por el futuro. O preocúpate, sabiendo que preocuparse es tan efectivo como tratar de resolver una ecuación mediante el acto de masticar un chicle. Lo que sí es cierto es que los problemas que realmente tienen importancia en la vida, son aquellos que nunca pasaron por tu mente, son de esos que te sorprenden a las cuatro de la tarde de un martes cualquiera.

Todos los días, haz algo a lo que le tengas miedo.

Canta

No juegues con los sentimientos de los demás, ni toleres que los demás jueguen con los tuyos

Relájate

No pierdas el tiempo sintiendo celos. A veces se gana y a veces se pierde. La competencia es larga y, la final, sólo compites contra ti mismo

Recuerda los halagos que recibas. Olvida los insultos (pero si consigues hacerlo dime cómo lo has hecho)

Guarda tus cartas de amor y deshazte de los viejos extractos del banco

Estírate

No te sientas culpable si no sabes muy bien qué quieres de la vida. Las personas más interesantes que he conocido, no sabían qué hacer con su vida cuando tenían 22 años; de hecho, algunas de las personas más interesantes que conozco, tampoco lo sabían a los 40.

Toma mucho calcio y cuida tus rodillas. Sabrás la falta que te hacen cuando te fallen.

Quizás te cases y quizás no. Quizás tengas hijos y quizás no. A lo mejor te divorcias a los cuarenta o bailas un vals en en 75 aniversario de tu boda. Hagas lo que hagas... no te enorgullezcas ni te critiques demasiado. Siempre optarás por una cosa o por la otra...como todo el mundo.

Aprovecha tu cuerpo y disfrútalo de todas las formas que puedas. No le tengas miedo ni te preocupes por lo que piensen los demás sobre él, porque es el único instrumento que tendrás jamás.

Baila, aunque tengas que hacerlo a solas en el salón de tu casa

Lee las instrucciones, pero no las sigas

No leas revistas de belleza. Para lo único que valen es para hacerte sentir feo

Aprende a entender a tus padres; cuando no estén será tarde. Llévate bien con tus hermanos, porque son el mejor vínculo con tu pasado y, probablemente, serán ellos quienes te acompañen en el futuro.

Comprende que los amigos vienen y van, pero entiende también que hay un puñado de ellos a los que debes conservar con mucho cariño.

Haz un esfuerzo para no desvincularte de algunos lugares y algunas costumbres porque, conforme pase el tiempo, necesitarás más a aquellos a quienes conociste cuando eras joven.

Vive en una gran ciudad alguna vez, pero trasládatate antes de endurecerte. Vive en el campo, alguna vez, pero trasládate antes de ablandarte

Viaja

Acepta algunas verdades ineludibles: Los precios siempre subirán, los políticos siempre mentirán y tú también envejecerás y, cuando lo hagas, echaras de menos los tiempos de tu juventud, cuando los precios eran razonables, los políticos eran honestos y los jóvenes respetaban a los mayores

Respeta a los mayores

No esperes que alguien te mantenga porque, tal vez recibas una herencia, o tal vez te cases con un millonario, pero nunca sabrás cuánto tiempo va a durar eso

No te hagas demasiados experimentos en el pelo porque, cuando tengas 40 años, parecerá el de una persona de 85

Ten cuidado con los consejos que recibas y ten paciencia con quienes te los den. Los consejos son una forma de nostalgia y, dar consejos, es una forma de rescatar el pasado del cubo de basura, limpiarlo, ocultar las partes feas y reciclarlo dándole más valor del que realmente tiene....Pero haz caso en lo del protector solar.

---------------------------------------------------------------------------------

Este curioso texto está extraído de un vídeo de YouTube que pueden ver en este enlace. No sé exactamente qué plataforma lo ha creado ni cuál es su finalidad, pero me parece interesante prestar atención a algunas de sus afirmaciones. Tomando, como es obvio, una distancia prudencial respecto de ellas, como bien advierte el último punto. Salud y buenos alimentos, queridos lectores.

4 comentarios:

El contemplador azul dijo...

Brithuss, campeón, no me copies jejeje, hay que leerse mi blog entero que tengo puesto el vídeo desde octubre del año pasado, que por cierto es precioso y merece la pena colgarlo en todos los sitios, yo lo agregaría directamente al blog desde youtube, es muy fácil, si no lo has hecho nunca te lo puedo explicar en menos de un minuto.

Pero no he escrito el comentario para criticar ni nada de eso (aunque no lo parezca ... jejeje) es solo para comentar que la fuente del vídeo es una agencia de publicidad brasileña.

"Con esta frase comenzaba en 1997 Mary Theresa Schmich un «poema-discurso» llamado Wear Sunscreen (Usa protector solar) en una columna del Chicago Tribune.

Más tarde, en 1999, la agencia publicitaria brasileña DM9 realizaba un vídeo para la compañía Sanofi Aventis que se basaba en este discurso de Mary Theresa."

Lord Brithuss dijo...

Querido Contemplador Azul:

Lo primero, pedirle disculpas, porque no recordaba haber visto el vídeo (a veces me falla el riego) en su pagina y, ni mucho menos mi intención era copiar un blog, de por sí más que bueno.

Lo de no colgar el vídeo es una decisión consciente, aunque gracias por el ofrecimiento de asistencia. Aunque el vídeo es muchísimo más atractivo que el texto, creo que la imagen, si no es impactante, corre el riesgo de diluirse. Con los textos pasa lo mismo, aunque confío en que puedan permanecer agazapados en alguna parte del cerebro durante mucho más tiempo. Por eso es lo de "escamotear" las imagenes aunque también recomiendo que todo el mundo lo vea.

Y, por último, muchas gracias por toda la información que le falta al post y que contextualiza todo el artículo. Como siempre, estás sublime. Queridos lectores, es una pena que no conozcan al Contemplador Azul de cerca, como un servidor. Así podrían darse cuenta de lo que ya se apunta aquí, que es una mente brillante, constantemente en movimiento, inquieta, capaz y, por si fuera poco, complemento perfecto de una persona con una excepcional calidad humana. Si le preguntan, lo negará. Pero espero que me hagan caso, que para algo soy el dueño del castillo. Gracias por pasar por aquí, Contemplador. Es un motivo de orgullo.

L.B.

Aitor Lourido Rodríguez dijo...

Bueno, como mínimo diré que es curioso el texto. Le doy un valor relativo porque, por defecto de fabricación, yo salí muy escéptico respecto al "carpe diem", que creo ver que reluce en este discurso.

Aunque también te he imaginado a ti, cual abuelo cebolleta (jajaja), dándome esos mismos consejos a mí, como ya has hecho alguna vez en algún campo que otro de la vida.

Abrazos, abuelillo, jeje.

El contemplador azul dijo...

Lord, que se va a notar mucho que le he mandado un par de jamones de Guijuelo, modere sus halagos para que quede más creíble jejejeje.

Ya sabe que es un placer visitar de vez en cuando su castillo.

Nos leemos y nos vemos